21. feb., 2016

Yoga un Camino con Corazón

EXPERIENCIA PERSONAL CON EL YOGA

 

 

COMENTARIOS, PROGRESIÓN, DIFICULTADES, RELACIÓN PERSONAL, FORMACIÓN.

 

Ahora vivo el Yoga con Intensidad y serenidad. Pero en un principio cuando comencé a practicarlo, veintitantos años atrás, era mucha la curiosidad, la necesidad, y la búsqueda. Ahora con el crisol del tiempo y desde una mayor templanza,  es un poso profundo que se ha ido sedimentando, y es un encuentro gozoso y un camino de plena entrega y corazón.

Ahora vivo tranquilo, sé  que pase lo que pase tengo mi yoga, estoy volcado y conectado al Gran Poder del Espíritu, a la Divina Shakti, a la acción de una energía y Conciencia Cósmica que obra en mi y a la que estoy ya ciertamente rendido…pero no siempre fue así.

Hace algunos años cuando comenzó mi trabajo interior, siempre muy en contacto con las fuerzas de la naturaleza, la belleza, la biodiversidad y los ocultos misterios de la creación, hice un pacto. Eran momentos de intenso dolor emocional, cumplidos los treintaypocos, y en plena muerte crística (luego descubrí que es una etapa del desarrollo espiritual compartida por muchos).

Un pacto chamánico:

  Durante un viaje fuera del cuerpo tuve una experiencia de las que te transforman por dentro y te cambian y ya nunca nada es igual. Una experiencia cumbre.  En pleno trance, sin sustancias, provocado tan solo por el intenso dolor y el sufrimiento de la noche oscura del alma, en el túnel, en el agujero de gusano interdimensional de repente y sin aviso previo, me sobrevino… solo Paz, Luz y Conciencia de Fusión con el Todo, una Paz de una calidez muy especial, algo nuevo y jamás antes sentido, una Luz embolvente y de una atmosfera difícil de describir.  En ese momento del vuelo,  del éxtasis, donde toda la biografía de la vida pasó rebobinándose como en la moviola del cinematógrafo, en una especie de muerte-renacimiento en vida... una intuición, una visión lucida que te trasforma para siempre y que fue un comienzo

y una oración saltó de lo profundo, desde muy dentro:

 ” OK . Tu te encargas de mis cosas de aquí abajo por ahí arriba, donde sea que estás y Yo me ocupo de tus cosas de allí arriba por aquí abajo donde quiera que esté “ .

Luego descubrí  que arriba y abajo es lo mismo y dentro y fuera es igual, pero eso vino luego. Y ese pacto, compromiso y oración, lo mantengo y lo renuevo casi cada día, y me mantiene firme, confiado y conectado a un fin y un destino y ya he dejado de buscar como en los primeros tiempos de enfermedad y confusión.  Para encontrar, y aunque sigo perdiéndome a veces y me despisto, y me disperso, con el juego de las apariencias y el laberinto de los espejos…las pasiones y las emociones…tengo un lugar seguro y tranquilo dentro de mí y abierto al cosmos.

Y soy una montaña para los míos y para gran sorpresa de mi mismo estoy con humildad convirtiéndome en un referente para nuevas generaciones de sinceros buscadores, que encuentro en mi circulo, y noto como cada vez más y de forma cotidiana me solicitan apoyo, orientación y consejo y mi experiencia está al servicio, y mi practica se ha ido convirtiendo en docencia de una forma natural.

 Esta situación me lleva ahora a una  disciplina del Yoga más rigurosa y comprometida, a la responsabilidad y la coherencia…no puede ser de otra manera. Y por eso El YOGA INTEGRAL DE SRI AUROBINDO  a través de la ESCUELA MAHASHAKTI viene en un momento adecuado y me coloca frente a un espejo desnudo y me supone elevar una octava más en la espiral de mi crecimiento y despertar a una realidad más comprometida con el devenir de los tiempos mágicos que estamos viviendo.

Tras unos años de práctica muy heterodoxa, y muy reacio a encorsetarme en ninguna escuela, habiendo recorrido y conocido a algunos de los exponentes que he tenido cercanos del yoga contemporáneo en mi ciudad, Madrid. Mi reconocimiento explicito, pues aunque mi experiencia ha sido muy autodidacta, a través de los libros, y aún sin reconocer magisterios, si  me he empapado y bien valoro, y tomo por referentes a algunos de los buenos yoguis con los que me he topado y compartido. Mi más sincero recuerdo para Babakan Kane y su yoga de los Faraones, Emilio Fiel de la escuela Crisgaia, y su hermano Carlos de Yoga Sadhana, Danilo Hernandez de Bimdu, Margot Paccaud, Ramiro Calle, Saúl Martinez con su Tantra Yoga Kriya, el Dr. Miguel Fraile y su Yoga -Terapia, Ebson Moreira de Swatantriya Yoga, Godfrey Devereux y su Yoga Dinámico…y seguro de que me dejo a muchos otros, no quiero dejar de mencionar a Alberto García de los HH de San Juan de Dios y su comunidad Betsaida, qué fue un verdadero hermano mayor y con su ejemplo me indujo a la meditación contemplativa y a la acción y al servicio.